5 Reglas para usar bien tu smartphone… y vivir la vida!

El Dr. Jim Taylor (psicólogo), publicó recientemente en el diario San Francisco Chronicle un artículo muy interesante sobre las consecuencias de los smartphones. Los celulares y laptops pueden ser una ventaja pero nos permiten -o nos obligan a-  estar siempre disponibles, llevar trabajo a la casa y contribuyeron así a formar una generación de adictos al trabajo.

Los smartphones tienen como agravante que aglomeran mucha comunicación e información en un solo dispositivo portátil que siempre tenemos a la mano. Claro ¡por eso nos gustan tanto! Pero esto puede convertirse en un problema.

Taylor sugiere cinco reglas para no ser esclavos del smartphone y disfrutar de la vida:

  1. No lo mires antes de empezar la jornada. Una “miradita” a tu email y otros mensajes antes de vestirte y desayunar, te va a distraer, te puede generar inquietudes y sin duda stress antes de si quiera compartir con tu familia.
  2. Durante el día, no lo mires a menos que puedas dedicar tiempo a alguna tarea nueva. Ejemplo, si revisas tus mensajes antes de entrar a una reunión, vas a estar concentrado en algo que no puedes atender en el momento y te va a distraer del objetivo de la junta.
  3. Desconéctalo durante las reuniones. Nada molesta más que un individuo revisando y respondiendo mensajes durante una reunión. Esto distrae, limita la capacidad de contribuir significativamente a la reunión. Esta falta de compromiso disminuye la productividad.
  4. Media hora antes de dormir, no revises más el smartphone. Si lo haces, vas a ponerte a responder, te acostarás más tarde, no estarás relajado y podría costarte dormir pues te llevas pensamientos de trabajo a la cama. Lo más seguro es que un mensaje enviado después de las 10 de la noche puede esperar hasta el día siguiente. Que la otra persona esté desvelada y sea adicta al trabajo, no te obliga a serlo tú también. Cuida tu salud.
  5. No te pegues al smartphone cuando estés gozando la vida. ¿Acaso vives para trabajar o trabajas para vivir? Cuando estés disfrutando de una comida en familia o con amigos o viendo una película, olvídate del smartphone. Si estás esperando algo que puede ser urgente o requiera tu respuesta, retírate un poco cada tanto y revisa, pero hazlo lejos de la fiesta.

Claro, se requiere disciplina para romper un hábito, pero el resultado será que los que te quieren querrán estar más contigo, estarás más relajado, más comprometido con las cosas que importan en la vida, te divertirás más y hallarás otras cosas buenas y sabrosas que puedes hacer con tu tiempo.

Por último un video del año 2009, donde Seinfeld describe a los usuarios Blackberry y iPhone.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s