Nokia necesita un ecosistema

Desde casi un año se oyen rumores sobre conversaciones de Nokia con Google, las cuales siempre son negadas por Nokia. En septiembre de 2010,  Anssi Vanjoki, lìder de la división de smartphones, dijo que migrar a Android era una mala solución, “como orinarse en los pantalones”, aludiendo aparentemente a un recurso extremo y poco agradable de los niños fineses (o finlandeses) para calentarse en el invierno nórdico.

Pero lo cierto es que Nokia está siendo aplastado por Android y el iPhone. El último reporte financiero de la empresa finlandesa, muestra cierto decaimiento que ha llevado a su CEO a reconocer que tienen un problema de competitividad, lo que para muchos es una insinuación de que podrían abandonar Symbian por Android. Las palabras exactas de Stephen Elop fueron “El juego ha cambiado de ser una batalla de dispositivos a una guerra de ecosistemas, y los ecosistemas competitivos están ganando impulso y participación de mercado. Debemos crear, catalizar o aliarnos a un ecosistema competitivo.” ¿Cómo pueden lograrlo?

Técnicamente hablando.
Para empezar, debemos admitir que practicamente todo smartphone moderno es capaz de corrar cualquier OS. Ya se ha demostrado Android operando iPhones (incluso con Gingerbread 2.3), y al menos sabemos con certeza que en agosto de 2010 Android 1.6 Donut, se ha instalado en el Nokia N810 y Android 2.2 Froyo en un N900. Es decir que, técnicamente no debe haber inconvenientes.

Igualación y diferenciación.
Por otro lado, quiere Nokia igualarse con una veintena de fabricantes que usan Android en la actualidad. Probablemente la percepción es que esto diluiría la marca, haciéndole perder su prominencia y singularidad. Por ejemplo: si uno migra de un Nokia a otro Nokia, tiene la ventaja relativa de poder transferir toda la data sin esfuerzo. Esto puede influir en la compra de un teléfono. Pero si Nokia corre Android, puedes reemplazarlo por otro equipo ejecutando Android sin ningún trauma. Eso es un problema.

Hemos sugerido que para que Nokia se una a Android y destacarse de la manada, tiene que recurrir a un shell, launcher o interfaz de usuario propia. Algo como HTC Sense. Mencionamos siempre Sense, porque tiene la peculiaridad de correr sobre Android y sobre Windows Mobile/Phone, es decir que un usario HTC Sense, podría cambiar de OS sin sentirse tan perdido en lo que se refiere al manejo cotidiano.

Nokia tendría que crear un launcher tan especial, que siga destacándose y que atraiga a los usuarios a usar Nokia, más allá de correr Android bajo el capot.

Otro ecosistema.
Siempre puede haber un plan “B” y Nokia podría irse con Microsoft. Ambas compañías ya han trabajado juntas, incluso con ciertas exclusividades en la serie E y soporte de productos Microsoft. Para Nokia, sería arriesgado, pero intersante trabajar con (e influir sobre) Microsoft para lograr un OS a su gusto. Para Microsoft sería una oportunidad de lograr que su decaído OS surgiera de la mano del más grande fabricante de teléfonos (todavía). Sería un voto de confianza que podría atraer a muchos usuarios, creando así un tercer ecosistema y un mundo tripolar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s